CONTENIDOS

Los inconversables, las contradicciones y cómo mitigan los resultados

Agustina Palazzolo | 15 de septiembre de 2019

“Es como tirar un tiro al aire y esperar que los pajaritos no se muevan (y que además sigan cantando)”, diría Lisi Senabre, querida colega.

¿Qué inconversables existen en tu equipo de trabajo?

Aquello que no se discute que no se discute, callo que callo.

Los inconversables están basados en silencios del callar

Exploremos la diferencia entre un silencio a secas y un silencio del callar. Supongamos que un día llego a la oficina con mi cabeza sin pelo y un pañuelo cubriéndola.

En un escenario, vos te acercás y me preguntás: ¿Qué te pasó en la cabeza? Y yo te respondo: “Prefiero no hablar de eso”. En ese caso, estamos en presencia de un silencio “a secas”.

En otro escenario, vos no me preguntás nada (“no la quiero incomodar, debe estar haciendo un tratamiento médico”) y yo no te cuento nada (“no te quiero incomodar, ¿qué me vas a decir? ¿que tenga fe?”). Y así paso yo un año sin pelo y vos un año sin preguntarme, haciendo ambos de cuenta que tengo mi cabellera de siempre. En ese caso, estamos en presencia de un silencio del callar, callo que callo.

¿A quién protege el silencio? A nosotros mismos. Protege nuestro miedo. 


¿Cómo operan las rutinas defensivas del  callar en los equipos de trabajo?

Se convierte en rutina cuando se instala en la dinámica del equipo. Es defensiva porque bloquea el aprendizaje, reproduciendo tramas que a la vez replican resultados no superadores.

Si dices lo que piensas, te doy un bastonazo en la cabeza. 

Si no dices lo que piensas, te doy un bastonazo en la cabeza. 

Koan Zen

Los miembros del equipo reciben mensajes contradictorios que a la vez no pueden discutir. Argyris y Schon describen las siguientes contradicciones en los sistemas que resultan en mensajes paradójicos e incongruentes: 

En la película Whisky, Romeo, Zulú podrás encontrar algunas frases y ejemplos de cómo las rutinas defensivas del callar tiñen una trama con resultados desoladores. En este enlace podrás encontrar el trailer.

¿Cómo se desarma la rutina?

Mapeándola. 

Si vos sos A y B es una persona de tu equipo u organización con quien tenés un silencio del callar, ¿qué emociones aparecen? Es probable que aparezcan el miedo y el enojo (tanto en A como en B).

¿Cómo vos alimentás, reforzás la rutina? 

¿Cuál es tu miedo? ¿Qué pensamientos lo hacen emerger?

¿Cómo podés reinterpretar la trama?

¿Qué movimiento interno, en tu interpretación podés hacer para cambiar la trama?

NOTAS RECIENTES

CONTÁCTENOS

Cada desafío es único.
AZZAHR no tiene dos soluciones iguales.
Para construir la suya, contáctese con nosotros.

+54 11 4863 3980

info@azzahr.com.ar

Utilice el siguiente formulario para enviarnos su mensaje.

Gracias, su mensaje ha sido enviado!